Tattoo Cream

Tattoo Cream

Descripción

Contiene aceite de almendras dulces, oliva, lavanda y romero que crean una barrera de protección y humectación, minimizando así los riegos de irritación y formación de costras que al desprenderse podrían eliminar las células que almacenan los pigmentos del tatuaje. El aceite de rosa mosqueta, y las Vitaminas A y E con su efecto regenerador y reepitelizante facilitarían los procesos de cicatrización natural de la piel mejorando el encapsulamiento de los pigmentos con lo que los colores del tatuaje se mantienen vivos por más tiempo

Uso Correcto de Tattoo Cream

Después de realizarse el tatuaje y transcurridas 2 horas, retirar el film que ha colocado el tatuador para dejarlo destapado durante el día, y lavar la zona en profundidad con agua y jabón líquido.

Aplicar TATTOO CREAM 6 ó 7 veces al día durante un mes.

Las 3 primeras noches y sólo para dormir aplicamos la crema TATTOO CREAM y cubrimos el tatuaje con un poco de film transparente. A la mañana siguiente, retiramos el film, lavamos la zona y aplicamos TATTOO CREAM.

  • NO lavar el tatuaje con esponjas, toallas, etc ya que pueden contener microorganismos y bacterias.
  • NO tomar el sol ni rayos UVA durante el periodo de cicatrización (2 semanas aproximadamente).
  • NO bañarse en el mar o piscinas y no entrar en saunas durante este mismo periodo.

Es importante que no se aplique ningún otro producto que no sea recomendado.

Ingredientes

  • Aceite de Oliva Virgen

    Aceite de los frutos del olivo. Hidrata, alisa, penetra bien en la piel. Se utiliza en todos los países mediterráneos para hidratar y aliviar la piel de los efectos dañinos de los rayos del sol. Debido a que refleja fielmente el contenido de las pieles de sebo natural, permite que la piel recupere su equilibrio natural.

  • Aceite de Almendras Dulces

    Este aceite, 100% vegetal, posee unas excepcionales propiedades emolientes e hidratantes, proporciona una excelente base para conseguir excelentes cremas y aceites hidratantes, previene la aparición de arrugas y estrías y debido a su rápida absorción, proporciona suavidad en la piel sin engrasarla.

  • Cera de abejas

    Completamente libre de toxinas, la cera de abeja es conocida por sus propiedades curativas. Es una nutritiva crema humectante natural, además de ser antiinflamatoria, antibacteriana, antialérgica y un germicida antioxidante. No es alergénica y contiene protección solar con propiedades repelentes al agua. Proporciona elasticidad y una gran permanencia en la superficie de la piel y labios. La cera de abeja es rica en humectantes, fomenta la reproducción de células y protege la piel de los factores dañinos del medio ambiente. También contiene vitamina A, la cual es necesaria para el desarrollo normal de las células.

  • Aceite de Rosa Mosqueta

    La Rosa Mosqueta es famosa por su alto contenido de Vitamina A, E, C y B1 y B2, con excepcionales propiedades regenerativas y cicatrizantes. Los frutos de esta planta poseen diversidad de propiedades: eliminan arrugas, estrías, cicatrices, quemaduras y manchas de varices, repone nutrientes esenciales para la piel… El poder regenerador de la rosa mosqueta se debe a la presencia de ácidos grasos como el linoleico, oleico, y araquidónico, nutrientes vitales en la formación de la membrana de las células, los mecanismos de defensa, y el crecimiento de la piel.

  • Vitamina E

    Es una vitamina antioxidante a la cual se le atribuyen importantes capacidades para neutralizar los radicales libres. Tiene propiedades regeneradoras de los tejidos, estimula el metabolismo celular de la piel y protege su contenido normal en grasas. La misma acción reductora de esta vitamina, es un excelente profiláctico de la destrucción de las células por la energía solar.

  • Bisabolol

    Viene del aceite esencial de la flor de manzanilla. Trasladado a cuidados cosméticos, se utiliza especialmente en tratamientos para la piel sensible, incluidos los cuidados para después del afeitado. La lista de propiedades es larga: suavizante, cicatrizante, calmante, antiinflamatoria, protectora, desensibilizante... De ahí su uso tópico. Es muy adecuado para tratar las pieles especialmente sensibles. Es un potente antiinflamatorio, muy efectivo para combatir o evitar la irritación y rojeces y, además, posee propiedades suavizantes. Protege la piel de los daños provocados por los radicales libres y también es ideal para restaurar la sensación de bienestar cutáneo.

  • Retinol Palmitate

    Debido a sus propiedades regeneradoras celular e hidratante también se utiliza en cremas antiarrugas. Ayuda a la cicatrización de heridas. Tiene un efecto antienvejecimiento sobre la piel: mantiene la hidratación, la elasticidad y ayuda a eliminar las manchas seniles.

  • Aceite de Lavanda

    Tiene propiedades antiespasmódicas, antisépticas, diuréticas, cicatrizantes y analgésicas, eccemas, picaduras de insectos, quemaduras y en baños sedativos.

  • Extracto de hoja de Romero

    Tiene propiedades antiespasmódicas, antisépticas, diuréticas, cicatrizantes y analgésicas, eccemas, picaduras de insectos, quemaduras y en baños sedativos.

  • Palmitato de ascorbilo

    Derivado de la vitamina C. El palmitato de ascorbilo actúa como antioxidante y, por esta razón, se utiliza en preparados para el cuidado de la piel.